CONSEJOS PARA EL MANTENIMIENTO DE PIEZAS DE MANO EN TU CLINICA DENTAL

CONSEJOS PARA EL MANTENIMIENTO DE PIEZAS DE MANO EN TU CLINICA DENTAL

Con estos consejos asegurarás su correcto funcionamiento, alargarás su vida útil y reducirás reparaciones y los consiguientes gastos en tu clínica dental. Pero sobretodo, es muy importante que siempre tengas en cuenta las indicaciones del fabricante del CA. Ya que no siempre el mantenimiento es igual entre marcas distintas.

El mantenimiento básico, común para todos los fabricantes de instrumental rotatorio para clínica dental, es el siguiente:

 

  • Limpieza: Limpia tus instrumentos rotatorios con regularidad. Preferentemente después de cada uso, aún sin esterilizar, ya que esto te garantizará la máxima higiene y así evitar la contaminación cruzada. El mantenimiento y la esterilización no causan deterioros en los instrumentos aptos para ello. Recomendamos limpiarlos y engrasarlos, como mínimo, dos veces al día; tras cada esterilización y después de un largo periodo de tiempo sin utilizarlos.

 

  • Lubricación: Además, si has utilizado un contra-ángulo para la realización de una limpieza, con pasta de pulido debes lubricarlo inmediatamente. Las partículas que componen las pastas de limpieza dado su poder abrasivo penetran en los mecanismos de la cabeza del contra-ángulo, por lo que pueden provocar un desgaste mecánico precoz.

Pasos para el correcto mantenimiento del instrumental rotatorio odontológico:

PASO 1: Enjuaga el instrumento rotatorio con abundante agua fría o tibia y así poder quitar restos de residuos. Ten en cuenta lo siguiente:

 

  • Es aconsejable que utilices un cepillo con cerdas blandas para no dañar el producto.
  • NO utilices nunca agua caliente, ya que puede provocar la coagulación de restos de sangre en el interior del instrumento y bloquear los rodamientos y la pinza.
  • NO uses productos químicos o abrasivos, porque van a dañar la superficie exterior de los instrumentos rotativos, y van a producir un deterioro de su aspecto, y pueden eliminar la capa interna de lubricación.
  • NO sumerjas los instrumentos en líquidos desinfectantes, debido a que corroen sus partes mecánicas en muy poco tiempo.
  • NO emplees toallitas desinfectantes o alcohol para la limpieza exterior o para la desinfección de los instrumentos odontológicos. Esto es así debido a que su vapor penetra por los orificios al interior, corroe los rodamientos y destruye los materiales de una forma muy rápida.

PASO 2: Procede a la lubricación del instrumento:

 

  • Es imprescindible que utilices lubricante para el mantenimiento de tus materiales de la clínica dental. Para ello, es importante utilizar aceites en aerosol de muy buena calidad, preferiblemente 100 % sintéticos, ya que ofrecen múltiples ventajas técnicas y ayudan a alargar la vida útil de tus instrumentos. El precio de los aceites sintéticos no suele ser superior al de los aceites minerales tradicionales.

 

 

¿Se debe esterilizar  el contra-ángulo o las piezas de mano?

Antes que nada, comprueba que el instrumento sea apto para ser esterilizado en autoclave y/o termodesinfectado. En caso de que el fabricante recomiende hacerlo, normalmente puedes esterilizar tu instrumental rotatorio en autoclave hasta 135º C. Preferiblemente en un autoclave de la clase “B”.
No utilices nunca ciclos de calor para el secado de tus rotatorios.

¿Cómo guardar el instrumental rotatorio en la clínica?

Después del mantenimiento, guarda tus instrumentos totalmente secos, en un lugar limpio y seco.

Otros consejos:

Por último, es muy importante, que si notas cualquier anomalía en el funcionamiento de tu instrumental rotatorio de la clínica, no lo utilices y llama a tu técnico de confianza para que lo revise.

  •  Utiliza fresas de buena calidad, ya que tienen vástagos normalizados con una tolerancia de fabricación muy pequeña. Si el vástago está fuera de tolerancia, patina dentro de la pinza al ejercer presión y la desgasta en muy poco tiempo.

 

  •  Descarta las fresas muy desgastadas. Esto es aconsejable debido a que al no cortar bien, requieren una mayor presión, que se transmite a los rodamientos, los calienta, los carboniza y los descasta de una forma muy temprana. También es posible que puedas correr el riesgo de que la fresa se “agarre” a la pinza y no la puedas sacar.

 

  • Nunca acciones el botón pulsador para cambiar la fresa mientras el instrumento está girando, así evitarás desgastar innecesariamente las piezas de empuje del botón.

 

  • Además, asegúrate que el aire que llega a los instrumentos está totalmente seco. Es recomendable que instales un secador en el compresor de la clínica.

Dejar un comentario